Follow by Email

lunes, 23 de febrero de 2009

Hidratacion





El frío, el viento, los cambios bruscos de temperatura, la calefacción y falta de humedad en el ambiente ocasionan una deshidratación profunda de la piel. Las bajas temperaturas contraen los vasos capilares y disminuye la irrigación sanguínea impidiendo a nuestra piel recibir los nutrientes y el oxigeno que necesita.
El resultado:
una piel de aspecto pálido, descamado y envejecido.

Las zonas más expuestas al frío y el viento son las que debes cuidar con mayor atención.

Como proteger la piel del frió y a los cambios bruscos de temperatura..
Para protegerse del frío es imprescindible hidratar diariamente la piel con cremas de texturas untuosas y dotadas de filtro solar. De noche, antes de aplicarse un serum reparador, realizar una cuidada limpieza del rostro para eliminar las impurezas. También, es favorable una exfoliación semanal. La exfoliación acelera la regeneración celular y permita lucir una piel transparente y luminosa.Mima tu cuerpo con un gel suave de PH neutro y una leche nutritiva después de la ducha.
Los labios
Utilizar un protector labial con filtros solares. Las sustancias que contiene estimulan la producción de lípidos y colágeno que protegen, nutren y suavizan. Los labios carecen de una capa córnea protectora, se resecan con el frío y se agrietan.
Intentar no humedecerlos con saliva aunque se noten secos. La saliva puede provocar una irritación.
लोस ojos

El frío también afecta los ojos y puede provocar lagrimeo, sobre todo por la mañana, debido al cambio de temperatura de la casa al frío de la calle। Las lágrimas resecan la piel y hacen que el maquillaje se corra। Si vas a estar expuesta a la intemperie, usa gafas para que tus ojos no resientan el viento helado.
Las manos
Las manos están permanentemente expuesta a las agresiones del entorno. Por ello, necesitan una crema a base de vitamina E, untuosa y con agentes blanqueantes ( por las de mas de 40 años). Por la noche, si están muy secas, después de la aplicación, cubrirlas con unos guantes de látex para potenciar el efecto nutritivo y regenerador de la crema.

Cuidados especiales al cabello
Durante los días de viento o frió intenso, no es recomendable lavarse el pelo a diario, pues tanto el frío como el viento resecan y le vendrá bien una protección grasa extra. Para los cabellos castigados, frágiles o teñidos utilizar un serum reparador. También usar una mascarilla o baño de crema semanalmente y cortar las puntas a menudo. El sol y la nieve son una combinación altamente peligrosa para la piel, aceleran el envejecimiento celular. La piel se vuelve frágil bajo sus efectos, pudiendo agrietarse, experimentar rojeces, quemaduras y manchas. Es imprescindible utilizar productos específicos que forman una película protectora frente al sol y a la sequedad producida por viento y frío. Aunque a menudo el sol no se vea, sigue ahí.

No hay comentarios: