Follow by Email

lunes, 7 de marzo de 2011

Comedones


Adiós puntos negros,
Para poder prevenir o eliminar los comedones popularmente conocidos como “puntos negros” es fundamental saber el porqué y como aparecen.
La formación de los puntos negros es causada principalmente por una secreción sebácea excesiva además de queratina, sudor y toxinas que rellenan el conducto del poro de la piel y que en contacto con el aire adquiere un color oscuro resultando como el conocido “anti-estético” punto negro. Este tipo de comedón es de fácil remedio.
El más temido de los puntos negros es el que esta obstruido por las células muertas. Las células muertas no dejan fluir la grasa hasta la superficie de la piel consiguiendo de esta forma que con el tiempo la grasa se acumula y se endurece dentro del poro, atrofiándole hasta producir inflamaciones a veces dolorosas que pueden causar espinillas, infecciones y lesiones en la piel como el acné y cicatrices.
Los puntos negros se localizan generalmente en la zona T de la cara (nariz, mentón y frente). En el cuerpo se observa especialmente en la espalda y en el pecho.
No solo las pieles grasas son propensas a tener puntos negros y actualmente hay una infinidad de soluciones para contrarrestar los efectos de los puntos negros. Remedios caseros, dermocosmetica, tratamientos dermatológicos y en algunos caso el uso de medicamentos son necesarios para prevenir la aparición o eliminar los puntos negros.
¿CÓMO PREVENIR?• Una limpieza diaria (mañana y noche) con productos libre de grasa y sin alcohol.
• Una exfoliación semanal para evitar que las células muertas bloquean los poros.
• Una mascarilla purificante semanal (mejor a base de arcilla) para absorber el exceso de grasa.

¿COMO ELIMINAR? Lo más indicado para obtener una limpieza profunda de cutis es acudir a un instituto de belleza, pero, si prefiere cuidarte la piel en casa, sigue este paso a paso una vez a la semana.

• Exfoliación para eliminar las células muertas y liberar los poros. Se realiza la exfoliación con un exfoliante suave durante 5 minutos en movimientos circulares insistiendo en las alas de la nariz y el mentón.
• Vapores para dilatar los poros: Una vez liberados los poros de las células muertas, se dilatan los poros con la ayuda del vapor hirviendo ¼ de litro de agua con 2 bolsas de manzanilla, romero o lavanda. Dejar enfriar 5 minutos. A continuación cubrirse la cabeza con una toalla para que se concentren los vapores y acercar la piel a unos 20 centímetros. Quedar en esta posición aproximadamente 5 minutos.
• Extracción de puntos negros. Con la yema de los dedos previamente desinfectados se presiona suavemente y únicamente sobre los puntos negros más grandes.
• Limpieza. Se vuelve a insistir unos 3 minutos con el exfoliante sin irritar la piel.
• Tónico astringente sin alcohol para tonificar y limpiar la zona tratada.
• Cerrar los poros: Aplicación durante 20 minutos de una mascarilla purificante.
• Protección de la piel: Aplicación de un humectante para hidratar y proteger la piel. Asegúrate que este último sea libre de grasa.
EXFOLIANTE NATURALTriturar un tomate. Una vez el tomate triturado añadir sal gorda para ayudar a despegar las células muertas.
MASCARILLA NATURALTriturar un tomate y añadir unas gotas de limón. Dejar actuar durante 20 minutos.